Últimos posts

Intervención Primaria en Psicología

Intervención Primaria en Psicología

0 Comenta

La mayoría de la gente de nuestra sociedad no conoce los datos reales respecto al mundo de la psicología ya que la mayoría de estos no se hacen públicos.

Según los datos del Consejo General de Psicología, la ratio de psicólogos por habitante en España es de 4,5 por cada 100.000 habitantes. Se podría pensar que esta situación es aceptable, pero si se compara con la media europea que es de 18 profesionales por cada 100.000 habitantes cambia la perspectiva: la Unión Europa tiene cuatro veces más psicólogos por 100.000 habitantes que España. Este dato refleja la situación de olvido que afecta a los psicólogos dentro del Sistema Sanitario Español.

Esta situación repercute directamente en la población para que cualquier persona que necesite apoyo psicológico profesional debe hacer frente a una lista de espera a la Seguridad Social de más de un mes y medio, a no ser que se quieran visitar por un psicólogo privado.

Se ha observado según datos del Consejo General de Psicología que en tre un 35 y un 50% de las consultas que realizan los pacientes a su médico de familia tienen un trasfondo psicológico, bien sean por problemática ansioso-depresivo o por problemas físicos ( que en algunos casos enmascaran problemas psicológicos).

A menudo, debido a la larga lista de espera y muchas veces por petición del paciente, el médico del Centro de Atención Primaria (CAP) acaba recetando medicación de tipo ansiolíticos (Alprazolam, Diazepam u otros). Estos fármacos psicotrópicos frecuentemente eliminarán o, aliviarán la sintomatología del paciente, con lo cual la persona se encontrará mucho mejor. Sin embargo, esta solución no es la adecuada en todos los casos porque el problema psicológico de fondo no va a desaparecer y en el momento en que el paciente deje la medicación volverá al punto de partida. Además, hay que tener en cuenta que este tipo de medicación crea tolerancia y dependencia.

Estas problemáticas podrían ser bien atendidas si en el CAP se promoviera la figura del psicólogo de atención primaria: un profesional al que el médico pudiera derivar las consultas psicológicas para que las evaluara idóneamente, caso por caso, planificando el tratamiento adecuado. De esta forma el paciente, después de las sesiones oportunas, tendría las herramientas adecuadas para controlar los síntomas de su problemática y en ningún caso se habría expuesto a una medicación innecesaria.

Es importante mencionar que hay ciertas personas que se encuentran con síntomas demasiado avanzados para empezar a trabajar con terapia psicológica, es en estos casos cuando es necesario derivarlos al psiquiatra para que les recete la dosis de medicación adecuada para minimizar los síntomas y de esta manera poder empezar a trabajar. En este caso, una vez la persona esté más estable y vaya adquiriendo sus hábitos de nuevo, entonces el psiquiatra ya irá retirando progresivamente la medicación y al mismo tiempo, podrá avanzar mucho más con el tratamiento psicológico.

Una cuestión interesante a debatir es la siguiente: realmente, la sociedad conoce los efectos beneficiosos que puede prod ucir para la salud mental una intervención psicológica en la atención primaria? ¿Una atención psicológica preventiva? Para responder a estas preguntas se realizó un ensayo clínico llevado a cabo por un proyecto llamado "Psicología en Atención Primaria" (PsicAP) iniciado el año 2013, contando con la participación de más de 200 profesionales de la medicina y la psicología, evaluaron unos 1.200 pacientes pertenecientes a 28 Centros de Salud en Atención Primaria de 10 comunidades autónomas. En este estudio, compararon el tratamiento psicológico ante la habitual (administrar medicación sin recibir terapia psicológica).

Acabaron el tratamiento 323 pacientes y se les realizó una evaluación completa, donde se concluyó que existe una reducción de los síntomas tanto ansiosos como depresivos en utilizar la intervención psicológica por delante de la farmacológica. También observaron que en los trastornos de ansiedad y depresivos que se realiza tratamiento psicológico se consiguen mejorar los síntomas alrededor del 70% de los pacientes. Finalmente, también observaron que el tratamiento psicológico ha conseguido una disminución del consumo de psicofármacos y la frecuentación en el CAP.

Por lo tanto, se debe promover el papel de la psicología dentro del CAP, ya que este equivaldría el primer nivel asistencial en el abordaje de los trastornos mentales comunes o alteraciones emocionales, como por ejemplo la ansiedad, el estrés, la depresión y las somatizaciones, los cuales presentan una gran parte de la población.

Con todo esto, se llega a la conclusión de que se debe tener en cuenta que, en el ámbito de la salud mental, no se trata únicamente de curar, sino de prevenir. Psicología es prevención. Psicología es salud.

Deja tu comentario

Reload

Envíar