Últimos posts

Entrenamos el deporte con la mente!

Entrenamos el deporte con la mente!

0 Comenta
La psicología del deporte aplica técnicas que producen el incremento de la ejecución deportiva, y favorece la eliminación de las conductas que impiden una correcta ejecución, como son, por ejemplo, la ansiedad, la activación inadecuada, la falta de concentración o los pensamientos negativos, entre otros...
Todos hemos oído hablar de la psicología del deporte, pero realmente sabemos en qué consiste? Hoy daremos cuatro pinceladas sobre el tema.

La psicología del deporte aplica técnicas que producen el incremento de la ejecución deportiva, y favorece la eliminación de las conductas que impiden una correcta ejecución, como son, por ejemplo, la ansiedad, la activación inadecuada, la falta de concentración o los pensamientos negativos, entre otros...

Hay estudios que demuestran que practicar regularmente ejercicio físico incide positivamente en el bienestar físico, mental y social de las personas. Además, también es bueno para la promoción de la salud, incorporando unos hábitos saludables y activos en nuestras vidas. El ejercicio físico siempre debe ir adaptado a las necesidades de cada persona.

Cuando somos pequeños empezamos a hacer deporte porque disfrutamos de lo que hacemos. La actividad deportiva nace del placer y de la diversión que genera practicarla. Los grandes deportistas no olvidan el motivo para que hacen deporte, ellos / as continúan disfrutando por encima de todas las situaciones difíciles y complicadas que los aparecen. La diversión es la causa del éxito. En cambio, cuando un deportista no recuerda porque hace deporte es porque ha caído en un ritmo fuerte de competencia y en un nivel competitivo tan alto que ya ni saben porque lo hacen y simplemente lo hacen.

Aquí puede ver tres ejemplos de deportistas de élite que nos hablan sobre la importancia de la diversión:

  • Ronaldinho sobre la selección de Brasil "Nosotros Salimos a divertirnos, no Tenemos miedo a perder".
  • Michael Schumacher (7 veces campeón del mundo) "Lo que hago es natural y divertido, esta es la clave de interpretación de lo que me ocurría. Y acero algo que me gusta me Permite que ser más competitivas. Mi consejo a los demás es que continúan divirtiéndose y en caso contrario que cambian".
  • Jack Nicklaus (uno de los mejores jugadores de golf del mundo) "Cuanto más dura y más estrecha es la competición, más disfruto del golf, ganar por márgenes cómodos puede que ofrezca otro tipo de satisfacción, pero no es ni de lejos tan excitante como luchar golpe con golpe directo hasta el objetivo

El rendimiento es superior cuando el deportista se divierte y entonces, el deporte genera pasión, alegría y diversión.

En el deporte, en general, hay un conjunto de factores que influyen directamente en el rendimiento: la técnica, el físico, la táctica o estrategia y la parte mental. Casi en todos los deportes los tres primeros factores se trabajan constantemente en cada entrenamiento, pero hay carencias en el factor mental. Este se podría trabajar de la misma manera que los anteriores, pero hoy en día todavía lo tenemos olvidado. Los cuatro factores mentales que influyen en el rendimiento deportivo son:

LA MOTIVACIÓN

Es el deseo o la necesidad de que hace que una persona actúe para lograr sus objetivos. Es una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y psicológicos que decide en cada situación en qué dirección proyectar su energía.

En el deporte, el entrenador es el principal motivador, y por tanto, la personalidad, la convicción, y sus técnicas de motivación son fundamentales para el desarrollo de las actitudes y del éxito de los jugadores.

El rendimiento de los deportistas va vinculado directamente con la motivación, es por eso que se deben establecer unos objetivos realistas para llevar una buena planificación y afrontar bien la temporada, la competición ... A veces, tendemos a pensar en objetivos a largo plazo , como por ejemplo conseguir una determinada posición en un campeonato, entonces nos olvidemos de todo el trabajo que tenemos que hacer antes de llegar a este punto. Por ello, es importante establecer objetivos a corto, medio y largo plazo, a fin de no perder la motivación por el camino.

 

EL CONTROL EMOCIONAL

Debemos tener en cuenta que cualquier emoción, sea positiva o negativa, puede conducirnos a perder el control de la situación que tenemos delante.

Por ejemplo, si vamos perdiendo una competición, los sentimientos de tristeza, de angustia o frustración pueden imposibilitar a hacer un buen papel a la hora de tomar decisiones, es por eso que es esencial desarrollar ejercicios de entrenamiento mental para deportistas que ayudan a controlar las emociones o dudas, estos, pueden llegar a ser la diferencia entre el éxito o el fracaso.

Por ejemplo, un corredor de maratón que controla sus pensamientos y sensaciones de fatiga, podrá seguir rindiendo a un nivel óptimo en momentos críticos de la carrera.

El AUTOCONFIANZA - SEGURIDAD

La autoconfianza nos da seguridad para llevar a cabo un comportamiento deseado con éxito y es muy importante para enfrentarnos a las situaciones de mayor dificultad en las competiciones. ¿Cuáles pueden ser esas dificultades? (Dudas, preocupaciones, altos niveles de ansiedad...), éstas pueden influir negativamente en la rapidez de reacción y la ejecución motora. La confianza y la seguridad son un complemento imprescindible de la motivación.

Se ha demostrado que las expectativas positivas de éxito producen efectos positivos en el deporte (y también en muchos aspectos de la vida). Creer que puedes es la base para conseguirlo.

LA CONCENTRACIÓN

En los deportes individuales se debe tener una gran capacidad de concentración individual y en cuanto a los deportes en equipos a la concentración individual se le debe añadir la grupal. La concentración durante la competición es esencial y por ello se deben superar todas las distracciones que se pueden generar, como por ejemplo; los ruidos del público, los fotógrafos, las cosas que dicen, los contrincantes...

Lo esencial es focalizar la atención en el ejercicio que vaya a desarrollar, para que todas las acciones, incluso la más fácil o la más intuitiva exijan concentración. La atención debe estar fijada siempre en lo que vaya a hacer ahora, en la situación actual, evitando pensar en lo que ha pasado o sufriendo sobre lo que puede pasar. Por ejemplo, un futbolista que tenga un control correcto de atención, es posible que tome mejores decisiones y finalice las jugadas de una manera más productiva.

El funcionamiento psicológico puede influir de manera positiva o negativa en su funcionamiento, es por eso que es importante controlar el aspecto mental en la dirección correcta. Por lo tanto, es necesario que la preparación psicológica se integre en el conjunto de la preparación global del deportista, como un elemento más que interactuará correctamente con la técnica, el físico y la táctica o la estrategia.

 

El mayor fracaso es no haberlo intentado!

 

 

Instagram: @psicoeducat

Cinta Valmaña Calbet

Deja tu comentario

Reload

Envíar